Robots que aprenden solos. Inteligencia Artificial

Robots que aprenden solos. Inteligencia Artificial

Cada vez estamos más cerca de llegar al punto que muestran las películas en las que los robots comienzan a construirse ellos mismos, sin depender de los humanos, un peligro punto que debe alcanzarse siempre con el máximo control posible.

En un artículo del New York Times hablan sobre los esfuerzos realizados por las compañías para crear sistemas de Inteligencia Artificial que puedan replicarse y aprender sin que nadie les enseñe, algo que ya han conseguido demostrar en varias ocasiones.

La necesidad de tener máquinas inteligentes que puedan construir otras máquinas inteligentes se debe a la falta de profesionales capaces de realizar la tarea. Google, por ejeplo, tiene un proyecto llamado AutoML que hace referencia a algoritmos que pueden aprender a realizar tareas particulares por sí mismos mediante el análisis de datos.

Con AutoML (ML es de Machine Learning), conseguirán cubrir la falta de profesionales, ya que se estima que solo 10.000 personas en todo el mundo tienen la educación, la experiencia y el talento necesarios para construir los algoritmos matemáticos que impulsarán esta nueva clase de inteligencia artificial.

Google, Facebook y Microsoft pagan millones de dólares al año a expertos, pero la industria no está dispuesta a esperar. El presidente ejecutivo de Google, Sundar Pichai, se jactó de AutoML el mes pasado al presentar su nuevo teléfono inteligente Android, y pretende que otras empresas lo usen para construir sistemas con inteligencia artificial, incluso si no tienen una amplia experiencia.

En lugar de construir un servicio de reconocimiento de imágenes o una aplicación de traducción de idiomas a mano, una línea de código a la vez, los ingenieros pueden construir mucho más rápidamente un algoritmo que aprenda las tareas por sí mismo.
Google está construyendo algoritmos que analizan el desarrollo de otros algoritmos, aprendiendo qué métodos son exitosos y cuáles no, aunque de momento parecen bastante inofensivos.